FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

viernes, 8 de noviembre de 2013

QUE CAÍAN DE OTRAS MANOS

Marta Muñoz, 2012. Acuarela


                        A marmotarroja


Con estas pobres manos destruidas
acaricié este mundo, con las manos
cansadas o agrietadas, fui tocando
las puertas, los ladrillos, animales
extraños en sus cuevas infinitas.
Con estas viejas manos de ceniza
ajenas, extrañadas, fui rozando
estrellas que quemaban, o las copas
lejanas de unos árboles inmensos.
Con estas tristes manos destronadas
tan torpes que a menudo me traen cosas
absurdas que ya nunca necesito,
fui desarmando el mundo, sin saber
después como montarlo, recogiendo
dolores y alegrías que caían
de otras manos. Con estas leves manos
podadas y tendidas contra el viento.
Con estas pobres manos, con mis manos
palpando, acariciando

Hasta llegar a ti. 


Sergio Álvarez Sánchez


No hay comentarios:

Publicar un comentario