FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

martes, 25 de febrero de 2014

APUNTE

Marta Muñoz, 2014
"¿O fue creado para estar, siquiera un momento, en las cercanías de tu corazón?"

Turgenev

4 comentarios:

  1. ...como si en un instante trastornara
    lo mudable en lo eterno.

    J. Bergamín

    ResponderEliminar
  2. Yo, tan delgada como un horizonte, voy por este camino... ¡Al viento mis cabellos ondulados, mis cabellos de mapa!.
    Llevo en las manos una rosa blanca llena de rocío.
    Soy esbelta, recóndita. Para llegar a mí hay que saltar cinco ríos y tres álamos.

    Carmen Conde

    ResponderEliminar
  3. Electrizado -por la cercanía de algún corazón, supongo- a Turgenev se le ha sublevado una "o" en el apellido.
    Disfruto cantidad con tus imágenes.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cierto! se sublevó la "o"..GRACIAS, Amando

      Eliminar