FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

lunes, 2 de enero de 2012

THOSE DANCING DAYS ARE GONE


Óleo sobre tela

Come, let me sing into your ear;
Those dancing days are gone,
All that silk and satin gear;
Crouch upon a stone,
Wrapping that foul body up
In as foul a rag:
I carry the sun in a golden cup.
The moon in a silver bag.


W. B. Yeats

Para Pablo R., con o sin paracaidas.

2 comentarios:

  1. ¡Venga la guitarra vieja,.
    nueva otra vez al castigo
    con que la espera el amigo,
    que no la deja!
    (...)
    Cógela tú, guitarrero,
    límpiale de alcol la boca,
    y en esa guitarra, toca
    tu son entero.

    N.Guillén

    ResponderEliminar
  2. Hay gente que pasa...y hay gente que se te queda para siempre, y te acompaña, te hace vivir.

    Una melodía a la salud de todos los paracaidistas del mundo ¡feliz descenso Marmota! Del puesto a tu vida, como solo los verdaderos lúcidos pueden hacer...

    ResponderEliminar