FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

jueves, 1 de marzo de 2012

EN EL ESPEJO SU CARA

M. Muñoz, 2012


En el espejo su cara es dura y triste. Podría pintarse una sonrisa, como la luz de un cuadro, pero no quiere. Y no sabe tampoco volver al llanto. Esta perdida en esa región entre los ojos y la boca donde ya solo se puede respirar. Va pintar el camino para volver al llanto, pero es solo un cuadro, plano, sin dimensiones, y no podrá caminar en él.

S. Álvarez.

2 comentarios:

  1. Miraba hacia un lugar que nunca
    podría estar del lado
    menos real de la mirada.

    Miraba desde dentro de la luz de un sueño
    como el ángel andrógino
    de la melancolía.
    J.A. Valente

    ResponderEliminar
  2. Y el festín fue clausurado finalmente: ni el delicado gesto de la mano pudo evitar la sencillez de este motivo, se pudiera decir, no más que un simulacro.

    ResponderEliminar