FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

martes, 20 de marzo de 2012

YO OS DECLARO, ETC

M. Muñoz, 2012.  Óleo sobre tabla, 50x70cm

Mejor que no sospechen
amor
Mejor que no sospechen
Será mejor que crean
que nos mueve
el coche y el colegio
las buenas vacaciones
el súper y la tele
la hipoteca
los polvos conyugales
dos veces por semana
(cuando hay tiempo)
Mejor que no sospechen
Mejor que no lo sepan
Que todo se sostiene en tu sonrisa o en la forma tan clara
que tienes de quedarte
mirándome despacio
y luego hablarme
de nada en realidad
de cómo con tu vida hay un sentido
en este sinsentido que es la vida
de cómo con tus sueños son mis sueños
aun más altos
de cómo voy cayendo-gravedad-
en ti..
Mejor que no lo sepan
Por qué iban a saberlo
si no lo entenderían
y hasta creo
que incluso yo no sé cómo explicarlo
Mejor que no sospechen
Mejor que no lo sepan
amor, que no lo sepan
(no les digamos nada)
nos tendrían
cogidos por los huevos.


Sergio Álvarez



Música, sunshine, keane: 
http://www.youtube.com/watch?v=N6rHiBbRWyo&feature=youtube_gdata_player

3 comentarios:

  1. W-O-V
    Feliz lo que sea Paracaidista. Hay cosas que deberíamos celebrar cada día

    ResponderEliminar
  2. Sólo quise
    decirte -y me han salido dos acantos
    y tres tristes- que nada
    hay para mí más bello que el ver que estás alegre
    y viva.
    A. Núñez

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué curioso esto del amor!

    Todos sabemos en el fondo que el amor es lo que mueve el mundo, pero a todo el mundo se le olvida fácilmente. Demasiado fácilmente...

    Quizá sea mejor así, como dice mi querido amigo Sergio.

    ResponderEliminar