FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

miércoles, 7 de marzo de 2012

OPIO



M. Muñoz, 2012
  Tout ce qu’on fait dans la vie, meme l’amour, on le fait dans le train express qui roule vers la mort. Fumer l’opium, c’est quitter le train en marche.

Jean Cocteau

2 comentarios:

  1. Odio a la gente que me roba soledad y no me ofrece compañía.
    M. de Unamuno

    ResponderEliminar
  2. Es vertical el gesto,
    y la melancolía
    muestra, ladina, misterio y poderío.

    Un retrato PRECIOSO

    ResponderEliminar