FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

jueves, 27 de mayo de 2010

CAER




M. Muñoz, 2009


Me tiraste un limón, y tan amargo,

con una mano cálida y tan pura


M. Hernández



M. Muñoz, 2009


...Y el verano trajo consigo el sabor cítrico y el estallido del agua helada, refrescando, por desgracia, el recuerdo amargo de la primavera de los imbéciles.

GRACIAS NoFridGE





4 comentarios:

  1. "Traía de las aguas
    una rama de sal entre los dientes,
    un aroma de azul como un anillo
    y una paloma bruna entre las manos
    escapada del último diluvio"
    C. Clementson

    Se sumergió de nuevo. Un segundo de luz
    fue suficiente
    para saberse único. C.

    ResponderEliminar
  2. Esta foto es imprescindible. Decir más es velarla. Al Aurans

    ResponderEliminar
  3. ...Y el verano trajo consigo el sabor cítrico y el estallido del agua helada, refrescando, por desgracia, el recuerdo amargo de la primavera de los imbéciles.

    ResponderEliminar
  4. Refrescante vibrancia del color

    ResponderEliminar