FOTOGRAFIA Y PINTURA


MARMOTARROJA

Sus fotos eran lo más hermoso del mundo. En realidad,no eran solo suyas. Eran cosas que nos pasaban todo el tiempo, pero sólo ella sabía verlas. Eso era lo importante. Yo pensaba en el ayer o en el mañana, pero ella pensaba siempre en el ahora. Por eso su presente era tan grande, como un salón de baile, y ella bailaba en él. Y el mío era un oscuro cuarto trastero, en el que no encontraba nunca nada. Cuando veía sus fotos pensaba en todo esto, pero ya era tarde, como tener en la mano un billete de tren, que ya pasó, y al que solo se subió ella. Sergio Álvarez Sánchez

lunes, 31 de mayo de 2010

VERDES



M. Muñoz, 2010


Ella come brécol y espinacas y todas esas cosas verdes que no sé como  se llaman pero que tanto le gustan y que son sanísimas. Yo como todo frito. En eso consiste el amor. En verla comer todas esas cosas y averiguar por qué le gustan.

S.A.S.



M. Muñoz, 2010

5 comentarios:

  1. las cosas la están mirando
    y ella no puede mirarlas....

    ResponderEliminar
  2. "...et chaque feuille d'or tombe, l'heure venue,
    ainsi qu'un souvenir, lente, sur le gazon."
    A. Samain

    Abanico de plumas, delicias de oro,
    hermosas suavidades, celajes, soles... C.

    ResponderEliminar
  3. Guisantes como pequeñas perlas carnosas de esmeralda,
    Lechugas como lámparas de araña: Cristal húmedo y verdor,
    Manzanas que brillan, como el pomo de la puerta que da al jardín de atrás:
    Kiwis como pavos reales.

    ResponderEliminar